Barrio Hamacas, 4to. Anillo externo - Plan 12 Calle 1 No. 25

¿QUÉ FACTORES INFLUYEN EN LA CALIDAD DE LA SEMILLA DE SOYA?

NOTA TÉCNICA SEMILLAS

El éxito de una campaña depende del rendimiento de la variedad sembrada y la calidad de la semilla, y para lograr esto es importante contar con semillas certificadas. El Gerente Técnico de Fundación de Desarrollo Agrícola Santa Cruz (FUNDACRUZ), Mario Porcel, destacó que las semillas de calidad se determinan a partir de cuatro cualidades básicas: genética, fisiológica, sanitaria y física.

“Cada una de las ganancias indicadas aportará la capacidad de originar plantas productivas y la debilidad en cualquiera de ellas originará plantas poco productivas”, describe un tiempo de manifestar que el uso de semillas de calidad genera para al agricultor mayor productividad, mayores ingresos, reducción en los costos de producción y contribuir al éxito de la cosecha.

Para Porcel también existen otros aspectos que deben ser tomados en cuenta ya que influyen en la calidad de la semilla, y son daños que puede sufrir la semilla: daño mecánico, por chinche, por humedad, por sequía y por rocío.

“La calidad de las semillas de soya puede ser afectado por diversos factores que pueden darse en el campo, antes y durante la etapa de cosecha, el procesamiento, el almacenamiento, el transporte y la siembra. Tales factores implican temperaturas extremas durante la maduración, fluctuaciones de las condiciones de humedad ambiente, sequías, deficiencias de nutrición en las plantas, ataques de insectos, hasta la adopción de técnicas inadecuadas de cosecha, secado y almacenamiento ”, dijo.

El daño por humedad se debe a la exposición de la planta a ciclos alternados de alta y baja humedad ante de la cosecha, debido a las lluvias frecuentes o fluctuaciones diarias de alta humedad relativa en el aire. Para disminuir el riesgo que conlleva este escenario se recomienda utilizar herramientas de manejo como la fecha de siembra en combinación con el grupo de madurez.

La intensidad del daño por chinche depende del estadio en el ciclo de cultivo en que se ocasione, pudiendo provocar desde la caída de vainas jóvenes (en estadios R3 y R4) a la muerte de semillas (R4 y R5). Los ataques en los estadios iniciales hasta la floración no llegan a perjudicar a la semilla, por lo tanto, si este daño ocurre durante la fase del llenado de vainas, los daños son significativos influyendo en la viabilidad y el vigor de las semillas. Este daño puede evitarse con un manejo adecuado en la protección de cultivo, principalmente de insectos chupadores.

El daño por sequía se produce cuando la planta se encuentra en la fase de llenado de la semilla (R5 Y R6) y es expuesta a temperaturas ambientales superiores a los 30ºC y periodos prolongados de deficiencia hídrica, afectando negativamente a la calidad fisiológica y organoléptica (aceite y proteínas), resultando en un grano arrugado con baja cantidad de aceite. En esta situación se debe considerar dar prioridad a la cosecha de aquellos lotes destinados a semilla.

Finalmente, el grado de humedad en la semilla desempeña el papel más importante en la intensidad por daño mecánico . Una baja humedad aumenta el riesgo de daños por fisura, mientras que las cosechas con altos valores de humedad provocan daño por amasamiento. Para enfrentar este problema se debe tomar en cuenta los horarios más adecuados para ingresar a los campos para realizar la cosecha y finalizar la misma. En la cosecha se debe regular perfectamente la cosechadora para disminuir al mínimo el daño mecánico.

“No hay duda de que la semilla es el insumo más importante y también el más vulnerable de sufrir cambios que afecten su desempeño, por esta razón debemos brindarle los cuidados adecuados”, resaltó Porcel.





volver
SEMILLERAS AFILIADAS