CAMBIA EL MODELO DEL NEGOCIO SOYERO Y ALERTAN SOBRE BAJAS EN LOS ARRENDAMIENTOS EN ARGENTINA

Por la baja en la rentabilidad, al contratista le queda menos del 5% de la ganancia, mientras el Estado y el titular del campo se quedan con el resto

Los altos precios de la soja y la demanda del exterior ya no alcanzan para sostener el tradicional modelo de negocio sojero, basado fuertemente en el arrendamiento de campos para producir la oleaginosa. 

Sucede el aumento de costos llegó también a los precios de los alquileres que pagan quienes producen, y que son además quienes menos ganan en la ecuación.

De la facturación por las ventas de soja, el Estado embolsa el 35% por retenciones y un 1,8% en impuestos. Los dueños de los campos, el 28%, los costos directos insumen un 18,5% y los indirectos (flete, venta, acopio) casi 14%. En este contexto, el productor gana un 2,7 por ciento.

Néstor Roulet, ex vicepresidente de CRA, dijo al diario Clarín que, si un productor obtiene 3 toneladas de soja por hectárea, su cosecha valdrá 1.560 dólares por hectárea (520 dólares por tonelada). Pero al final del camino cobrará apenas 33,77 dólares, poco más del 2% de todo el dinero.

Ampliar Noticia (Fuente: iProfesional.com)

 

volver